Título: Martha Argerich At The Verbier Festival
Autores:
Beethoven: Piano Concerto No. 2 in B flat major, Op. 19; Scarlatti: Sonata in D minor, K. 141
Shostakovich: Piano Concerto No. 1 in C minor, Op. 35
Bizet: Symphony in C major
Intérpretes:
Martha Argerich, David Guerrier 
Verbier Festival Chamber Orchestra 
Dirección: Gábor Takács-Nagy
Sello discográfico:
EuroArts

ArgerichEn la Suiza francesa, en Verbier, el mes de julio, se celebra anualmente el festival internacional de verano, fundado en 1997, donde suele actuar con frecuencia la celebérrima pianista Martha Argerich.
Este DVD, que es una coproducción de Museec-medici.tv y ARTE France, reúne la grabación de la 16 ª edición del festival, el 22 de julio de 2009 con el Concierto para Piano in B flat mayor de L.v.Beethoven, la Sonata in D minor, K 141 de Domenico Scarlatti, y la grabación de la 17 ª edición del Festival, el 17 de julio de 2010 con el Concierto para Piano No.1 in C minor de D. Shostakovich y la Sinfonía in C mayor de G. Bizet.
La versión del segundo concierto de Beethoven destacó por la excelencia del  sonido cálido y sensual del piano. Con una técnica feroz, que parece que el paso del tiempo no parece menguar, la pianista crea intensas atmósferas acuáticas cargadas de sentimientos.
En la obra impecable de Scarlatti, un regalo de excepción, Argerich resuelve con facilidad (no hay que dudarlo) la virtuosa técnica sobre el teclado del compositor napolitano.
De una viveza intrépida es la encantadora interpretación de David Guerrier, solista del Concierto nº 1 para piano, trompeta y cuerda de Shostakovich. El compositor ruso concibió inicialmente esta obra como un concierto para trompeta. Sin embargo, el piano eclipsó el instrumento de viento. Argerich y Guerrier aportan una apasionada energía que adjetiva con sutileza la elaboración temática del compositor ruso.
Georges Bizet compuso su primera sinfonía, en cuatro movimientos, cuando sólo tenía 17 años. Fue un trabajo de estudiante que pasó desapercibida y no fue hasta el año 1935 (ochenta años más tarde) cuando su biógrafo D.C. Parker descubrió la partitura en los archivos del Conservatorio de París. Gábor Takács-Nagy ofrece una versión ingeniosa que refleja bastante bien la frescura y la originalidad de un compositor que, casi en su adolescencia, ya daba muestras de su talento.
La juvenil Verbier Festival Chamber Orchestra atemperó algunos gestos de cierta rigidez del director húngaro, Gábor Takács-Nagy.

Texto: Marçal Borotau

|
Espai web patrocinat per: Dinahosting